como limpiar ceraamica

4 errores comunes al limpiar pisos de cerámica y azulejos

La tarea de limpiar pisos de cerámica y azulejos suele ser una de las más difíciles de mantener, ya sea porque pasamos una y otra vez por el mismo lugar, por el polvo o lodo que depositan nuestras visitas y mascotas o por no saber cómo cuidarlo.

Y si usamos cerámica o baldosas blancas, con el paso del tiempo, si no le damos el cuido correcto, pueden mancharse o perder su color y brillo, lo que da la sensación de suciedad permanente.

Cuando esto pasa, muchos recurrimos a métodos abrasivos para limpiar el piso de cerámica, en vez de proteger la pieza, este se deteriora al quitarle el esmalte y dejar el piso más poroso, de manera que en lugar de verse limpio más bien pasa a verse sucios debido al polvo que absorbe.

Para evitar que al tratar de rescatar la belleza de tu cerámica terminés arruinándola, la Arq. Osiris Sequeira, gerente de Acabados y diseños de SINSA Design, explica cuáles son esas malas prácticas a las que usualmente recurrimos para “revivir” nuestra cerámica, sin saber que más bien acortamos su vida útil y reducimos su buen aspecto.

  1. Ácido muriático

Hay quienes creen que al aplicar este líquido se logra una limpieza profunda. Sin embargo, la Arq. Sequeira indica que al utilizar ácido muriático para limpiar una superficie “levantás todo”, de manera que su uso sólo se recomienda en instalaciones de piso sobre piso o revestimiento.

“El ácido libera poro, de manera que cuando vos querés instalar el otro piso, absorbe rápido. No se recomienda para limpiar un área sucia. Si lo que querés es limpiar pisos de cerámica y azulejos, lo correcto es usar agua o detergentes neutros que protegen el esmalte y brillo de la pieza”, agrega la experta.

  1. Cera

Si el piso tiene apariencia de pulido o es liso, no es recomendable utilizar cera o ningún producto de grasa animal porque con el tiempo, en lugar de verse brillante, la pieza se verá rayada. Si vas a usar cera, sólo podés hacerlo en pisos más resistentes como los de tipo industrial y comercial.

azulejo cocina

“En lugar de usar aceites grasos, podés consultarnos sobre los productos especializados que ofrecemos para el mantenimiento de pisos cerámicos y porcelanatos, que son perfectos para eliminar la mugre de las juntas del piso”, agrega la gerente de Acabados y diseños.

La Arq. Sequeira recuerda que al momento de comprar su piso, se recomienda llevar una caja extra, en caso que una de las piezas se dañe, quiebre o manche, ya que si la pieza llega a rayarse o mancharse, ya no hay manera de rescatarla.

  1. Cloro

Por lo general, en las juntas o uniones de la cerámica, se acumula la mayor cantidad de suciedad y por ello, hay quienes utilizan cloro o desinfectantes a base de cloro. Este tipo de químicos también pueden dañar la pieza. Lo ideal es usar un detergente neutro y un cepillo o escoba de cerdas suaves para retirar la mugre.

  1. Limpiar con una escoba de cerdas duras

Cuando tenemos una mancha de vino sobre un porcelanato o un piso pulido, restregamos un cepillo de escoba o de mano sobre el área afectada y en lugar de limpiar la pieza, lo que logramos es rayarla y dañar el microsellado que trae.

Sequeira recomienda que “si a tu piso le cae vino o aceite, lo mejor es echar agua caliente sobre la pieza, dejar reposar 15 minutos, retirarlo con un trapo seco y listo. Esa es la mejor forma de eliminar manchas y cuidar la cerámica”.

En todos estos casos, señala la arquitecta, es importante tomar en cuenta que al usar químicos, se puede manchar o dañar el producto porque se están asociando fórmulas.

“El agua que nos llega a la casa, normalmente tiene cloro, si a eso le sumás otro químico, puede haber una reacción o crear humedad si no se seca adecuadamente. Con el tiempo se puede poner pañoso o perder el brillo; si es un azulejo esmaltado puede perder el esmalte o forma burbujitas en la cerámica que luego se convierten en poros sobre el producto”.

Cómo limpiar la cerámica y azulejos

La gerente de Acabados y diseños de SINSA Design, insiste en la importancia de elegir detergentes neutros para limpiar pisos de cerámica y azulejos. La experta explica que la limpieza depende si trata de una superficie antiderrapante (que tiene textura o relieve) o de un piso pulido (más liso y brillante).

Para los porcelanatos, de uso cada vez más común en el país, se sugiere usar una escoba de cerdas blandas para restregar y sacar la suciedad. Luego enjuagar y secarlo con una lanilla.

4 errores comunes al limpiar pisos de cerámica y azulejos

“Pero si se trata de un piso pulido, ahí es diferente. Primero debés pasar una franela seca y luego una húmeda para nuevamente secarlo”, apunta la experta.

En el caso de los azulejos, que también son piezas de cerámica pero de baja absorción la limpieza se hace con un cepillo y detergente neutro. “Eso se tiene que secar, porque de lo contrario quedan residuos de cloro y eso hace que se manche. El piso de la ducha, suele ser antiderrapante, se hace igual que el anterior”, refiere Sequeira.

Si seguís estos consejos, seguro podrás alargar la vida de tu cerámica y cuando la cambiés, lo más probable es que sea porque querés renovar tus espacios y no por manchas en tus pisos y baños. Y si lo que buscás es remodelar tu casa, te recomendamos visitar las tiendas de SINSA y aprovechar el Especial de Acabados vigente hasta el 07 de julio. Allí podrás encontrar las últimas tendencias en cerámica, azulejo, griferías y loza sanitaria, para darle un nuevo look a tu hogar.