6 herramientas básicas para crear un jardín

6 herramientas básicas para crear un jardín

Tener un jardín en casa puede resultar muy ventajoso. No sólo porque le da un toque y color a nuestros espacios, sino porque cuidarlo puede ser una actividad relajante. Ya sean grandes, pequeños, con flores, plantas o incluso solo de hierbas medicinales, este tipo de proyectos harán crecer tu sensación de bienestar; y si algo nos hace bien, nos hace feliz.

Si te gusta la idea de crear uno o de arreglar el que tenés, Hazel Cruz, gerente de categoría de Jardinería en SINSA explica cuáles son las herramientas indispensables para ver crecer tu jardín.

El tamaño importa

Lo primero es definir qué te gustaría y ver cuánto espacio tenés disponible para crear tu jardín. De eso depende el tipo de herramientas que vas a necesitar y también el diseño o tendencia que vas a elegir”, advierte la experta.

En cuanto a las tendencias, se puede optar por un jardín verde que estará compuesto básicamente por plantas para exteriores o bien darle un toque de color con flores y plantas de hojas coloridas. Y si tu área es reducida, una opción son los jardines verticales, ya que lo único que necesita es una pared y plantas que caigan como helechos, hiedra o enredaderas.

Leer también: Cómo conseguir techos a prueba de aguaceros

¿Qué necesitás?

Una vez definida la tendencia y el espacio, entonces, podemos decidir cuáles son las herramientas a usar. Por ejemplo, si se trata de un espacio pequeño, las herramientas manuales y pequeñas como las tijeras de mano y la palita son la mejor opción. Si en cambio, el área es más amplia, serán indispensables coba, rastrillo de metal y por supuesto un buen par de tijeras de podar.

Por lo general, explica Cruz, esta es la lista de accesorios que necesitás para dar luz verde a tu jardín.

  1. Tijeras para podar

Esta herramienta es ideal para hacer cortes más alineados y precisos para darle forma y mantener cuidado las hojas del césped y flores. La experta aclara que si se trata de una planta pequeña o césped podés usar una tijera de 8 pulgadas, mientras que si vas a podar el pasto, es mejor buscar una tijera de dos manos de 16 pulgadas.

Si no contás con una y vas a comprarla por primera vez, un tip es fijarte en el tope de corte o muelle, que es la parte interior donde “chocan” las tijeras. Lo importante es ver que la tijera tenga un soporte de caucho o goma que permita amortiguar el impacto cuando ésta se cierra, ya que esta pieza no admite reparación y tendrías que reemplazarla por completo cuando se desgaste por el roce. 

  1. Rastrillo o escobillones

La función de los rastrillos es remover residuos para que el espacio esté limpio, pero también para que la tierra reciba mejor la luz del sol y el agua. La diferencia está en la flexibilidad de sus dientes y el espacio entre estos.

6 herramientas básicas para crear un jardín

Los más suaves y con dientes finos agarran mejor las hojas sin estropear el césped; en cambio los más duros y con menos dientes remueven mejor la tierra, lo que hace que entre mayor oxígeno y humedad la tierra sea más fértil, razón por lo que se utilizan en labores agrícolas.

  1. Pala o desaraidor

Estos son muy útiles para plantar, transplantar y remover la tierra. Podés elegir entre una pala de mano, si vas a sembrar flores o plantas pequeñas o una más grande para las de mayor tamaño.

  1. Corta césped

Para patios grandes una cortadora de césped de tracción, es necesaria. Su uso más frecuente es durante el invierno cuando incluso puede  usarse una vez por semana, ya que la grama no puede dejarse crecer mucho porque la humedad la quema, de manera que al cortarla logrará verla pareja pero no verdecita como le gustaría, sino opaca. Otro punto es regular adecuadamente las cuchillas, ya que si quedan muy bajas también tendrá este resultado.

Asimismo, antes de pasarse la máquina se debe limpiar el área para evitar que una piedra, rama o residuo quiebre alguna de las cuchillas. Otro punto es recordar que ésta emite dióxido de carbono por lo que siempre debe encenderse en lugares abiertos y asegurarse que no hay niños ni mascotas cerca cuando está en uso o cortar la grama descalzo porque se expone a un accidente.

  1. Sistema de riego

En este punto, el tamaño nuevamente tiene gran importancia, si es un espacio pequeño una manguera es suficiente para el mantenimiento de las plantas, pero su dimensión es mayor, entonces los aspersores o sistemas más automatizados son la opción.

Leer más: Cómo conseguir techos a prueba de aguaceros

Diseños hay por montón, todo depende del espacio. Para jardines pequeños, los circulares con efecto de lluvia son los mejores y para jardines grandes los de impacto que permiten regular el alcance del chorro, son los apropiados. Igualmente para plantas y jardines verticales, podés instalar un sistema por goteo que además de ser ecoamigable, es barato y práctico.

6 herramientas básicas para crear un jardín

  1. Abono, fungicidas y plaguicidas

Finalmente para una grama que despierte envidia, el abono es la clave. Éste es el alimento sano de la grama, pero además disminuye y controla las malas hierbas y el ataque de plagas, hongos e insectos.

Para su correcta aplicación es necesario saber la variedad del césped, el estado de la tierra y el tamaño del espacio, ya que de esto último depende la cantidad, lo que equivale a 15 libras x cada 100 metros cuadrados. Punto importante es recordar que abono y agua van de la mano, por lo que luego de aplicarlo regar es obligatorio, porque de lo contrario la grama se quemará.

Con el fertilizante lo que hacés, es nutrir la planta, darle vida. Por lo general, para plantas y flores se usa un fertilizante triple 15, que básicamente tiene los nutrientes necesarios – nitrógeno, fósforo y potasio – para garantizar su crecimiento. Otra práctica común es el uso de abono foliar”, agrega Cruz.

De los fertilizantes, la urea es la más conocida y suele usarse para la grama, ya que le da los nutrientes necesarios para crecer y obtener un color verde lleno de vida.

Y aunque los fungicidas y fertilizantes no son considerados una herramienta en sí, son productos de mucha utilidad para tener el jardín de tus sueños. Los primeros, aclara Cruz, son útiles para el cuidado adecuado de las plantas.

Por ejemplo, “si querés controlar el crecimiento de malas hierbas, necesitás un herbicida, si en cambio se trata de control de plagas si necesitás un funguicida”, indica la experta de SINSA.

Si tomás en cuenta estos consejos y esta lista de herramientas útiles, estás preparado para empezar a crear y cuidar un jardín en el que seguramente podrás invertir horas para relajarte y compartir con la familia.