Alargá la vida de tu refrigeradora con estos consejos de mantenimiento

Alargar la vida de tus electrodomésticos

31 julio, 2019 | Etiquetas: , , , ,

La refrigeradora es uno de los electrodomésticos que más utilizamos en casa. Los abrimos una y otra vez, en busca de algún ingrediente, una fruta para la merienda o un antojo para el final de la tarde. Además aunque sean de bajo consumo, trabajan las 24 horas del día, por eso, es importante que tengamos este equipo en condiciones óptimas y de paso, alargar su vida útil.

En promedio, una refrigeradora tiene una vida útil de entre 10 y 16 años, aunque existen algunas marcas que cuentan con certificaciones VDE que garantizan que al menos la refri dure unos 20 años. Sin embargo, que pueda llegar al máximo de tiempo, dependerá del cuidado y mantenimiento que se le brinde.

Mariela Espinoza, gerente de categoría hogar y electrodomésticos de SINSA, indica por ejemplo, que el mantenimiento preventivo debe hacerse al menos una vez al año y no hasta que se tenga un problema.

“El mantenimiento preventivo se debe realizar al menos cada seis o una vez al año para revisar fugas de refrigerante, empaques y limpiar el compresor, ya que para alargar la vida de la refrigeradora es necesario limpiar adecuadamente todas sus partes”, apunta la experta.

Limpieza es clave

Una de esas piezas clave es el serpentín, ese tubo que se retuerce en la parte trasera y que sirve para facilitar el enfriamiento del motor. Por lo general, éste se llena de polvo con frecuencia y esa suciedad hace que trabaje más lento y se reduzca su vida útil. Por eso, una recomendación es pasarle un trapito húmedo para retirar el polvo o un plumero.

Otra opción, si se tiene, es usar una aspiradora lo cual debe hacerse con la refrigeradora desconectada, lo que ayudará a eliminar también las pelusas y el pelo de las mascotas que haya alrededor de los serpentines y que también obstruyen el área.

En cuanto a su interior, se recomienda hacer una limpieza profunda cada dos o tres meses. “Nuestros técnicos, sugieren evitar el uso de detergente para lavar los empaques. Con una mezcla de agua y bicarbonato, se limpia perfectamente”, agrega el experto quien indica que para la parte externa se recomienda usar una lana humedecida.

Ojo a la posición

Asimismo, se sugiere tener mucho cuidado al elegir la posición donde se instala. Lo principal es evaluar que a su alrededor no exista alguna fuente de calor como el horno o la estufa.

También, resulta ideal alejarlo de las zonas donde hay agua o equipos que trabajen con electricidad todo el día.

Ante esto, la mejor opción es colocar el refrigerador en una esquina de la cocina, alejado de estos elementos, sin encajonarlo y en un lugar donde no ocupe mucho espacio. Una vez situado, lo más importante es que exista un espacio de unos 10 centímetros entre la parte trasera del frigorífico y la pared.

via GIPHY

Nunca se debe colocar la refrigeradora  muy cerca de la pared o de un mueble, ya sea por los costados como la parte de atrás. Mínimo debe haber 30 centímetros de distancia, ya que de esa manera el aparato podrá respirar”, agrega Espinoza.

La temperatura

La refrigeradora debe tener una temperatura idónea según su capacidad. Bajarla al mínimo o por debajo, no garantizará que los alimentos duren más, pero sí ayuda a que el aparato dure menos. Para esto se recomienda revisar el manual y apegarse a la sugerencia de temperatura del fabricante, aunque generalmente lo ideal es tenerla a unos 3ºC o 4ºC, y cuando está muy lleno bajarlo a 2ºC.

En el caso del freezer debe estar entre los -15 y los -18ºC. Si el termostato marca por debajo de lo indicado, el consumo de energía podría empezar a aumentar hasta 5% más por cada grado, lo que incidirá directamente en tu factura eléctrica y tu bolsillo.

Para ayudar a alargar la vida de tu refrigeradora, si esta no tiene la tecnología no frost, conviene descongelarla cada cierto tiempo cuando se forme la capa de hielo en el freezer, la cual puede superar el medio centímetro de grosor.

Cuando hay demasiado hielo por mucho tiempo, se pueden ocasionar problemas para la conservación de los alimentos y el gasto de energía, por lo que si tu refri produce escarcha, es necesario estar pendiente de este tema.

“Las refrigeradoras modernas como las de LG por ejemplo, no producen escharcha, por lo que en estos casos no es necesario desconectar o disminuir la potencia del freezer cada cierto tiempo”, explica la experta de SINSA.

El orden de los alimentos

Otro punto importante para ayudar al funcionamiento correcto de este aparato es la distribución de los alimentos. Es recomendable que entre cada uno haya una leve separación entre ellos y la pared de la refri, de modo que no se obstruyan las salidas de aire.

Seguí estos consejos de mantenimiento y asegurale a tu refri una larga vida, y a vos más ahorro y tranquilidad.

Bonus: un tip de peso

Para el buen funcionamiento de una refrigeradora, y también para que su vida útil sea mayor, y no se incremente tu consumo de luz, es vital que las puertas se cierren herméticamente.

Para comprobar que tus puertas estén al cien, tomá un billete y prensalo entre el empaque y la refri. Si al intentar sacarlo, tenés que halar con fuerza, la ventosa está trabajando correctamente, si no, es hora de cambiar las juntas.

En este caso, es importante repetir este proceso en varias partes de la puerta, ya que el empaque puede estar ligeramente gastado de un área pequeña únicamente y provocar fugas de luz y de aire.