un asado en familia alrededor de un asador de barbacoa

Claves para elegir la barbacoa perfecta

Si sos de los que aman el sabor de la carne asada, las costillas de cerdo o de unos chorizos parrilleros, seguí estas claves para elegir la barbacoa ideal para esos fines de semana con tus seres queridos.

Yelba Cruz del departamento de Compras para iluminación y exterior de SINSA, explica qué debés tomar en cuenta a la hora de escoger la barbacoa perfecta para vos.

“Lo primero es definir tus prioridades. El espacio con que contás, el tipo de combustible que vas a usar y la cantidad de comida que por lo general cocinás en ella, son la clave para tomar la mejor decisión”, agrega.

  1. Dónde ubicarla

El espacio que tengás disponible es clave para elegir la barbacoa ideal. Ya sea si vas a ubicarla en la terraza, el jardín o el patio, es necesario definir bien dónde vas a colocarla. El asador debe caber de forma holgada y una vez usada, tener un sitio donde guardarse y protegerla del sol y la lluvia.

Una vez definido esto podrás decidir si te conviene más una barbacoa redonda o cuadrada; de carbón o gas y que de qué tamaño.

  1. Los comensales

Si sos de los que aman ser la sede de las reuniones familiares y siempre estás organizando reuniones en tu casa, una parrilla pequeña, quizás no es la mejor idea. Para estos casos, en lugar de pensar en una barbacoa de carbón optá por una de gas y con el tamaño suficiente para cocinar grandes cantidades de comida, pero también con espacio suficiente para colocar los utensilios y accesorios que usés.

  1. Combustible

Otro elemento importante es el tipo de combustible que vas a usar, ya sea gas, carbón, electricidad o leña. De ello dependerá entre otras cosas el tiempo de cocción y emisión de humo a la hora de asar carne, pescado o verduras.

Si sos de los que disfrutan el ritual de preparar el asador, encenderlo y usar un abanico para avivar las brasas, las barbacoas de carbón son lo tuyo.

Leer también: Un aliado para realizar tus proyectos

“Los amantes de las barbacoas las prefieren porque ofrecen un sabor único a los alimentos, ya que generan calor y cocinan lentamente la carne y verduras con el mismo calor”, explica la experta, quien añade que en según el modelo son ideales para el jardín o terraza.

como elegir un asador de barbacoa, parrillada entre amigos

Sin embargo, tienen ciertos inconvenientes entre ellos el riesgo de incendio, que es mayor al de las otras dos, ya que las cenizas de la parrilla pueden escapar y caer. Otra de las desventajas es que el carbón y los restos de leña son sucios y engorrosos cuando se quieren limpiar.

Si en cambio preferís algo más inmediato, una de gas te ofrece más potencia de cocción y por ende, mayor rapidez a la hora de cocinar.

Las barbacoas de gas, explica Cruz se encienden sólo al presionar un botón y en pocos minutos están listas para usar. La ventaja de éstas es que podés usarlas en cualquier época del año y hay modelos con ruedas que hacen más fáciles de transportar y otras de gran tamaño como para preparar varios alimentos.

También hay barbacoas que funcionan con electricidad y son mucho más cómodas. Estas suelen ser ligeras, con diseños sencillos y de fácil movilidad. Hay modelos que incluso pueden colocarse sobre una mesa y ocupan mucho menos espacio.

Más sabor vs rapidez

El chef ejecutivo de The Last Stop, Carlos Romano, comparte sus claves para elegir la barbacoa ideal y conseguir el asado perfecto.

“En lo personal prefiero las de carbón porque le dan un sabor especial a los alimentos. La grasa que suelta la carne, por ejemplo, cae en el carbón y eso aviva el fuego por lo que en ocasiones incluso ayuda a ahumar el asado. h”, asegura el chef.

Sin embargo, en su experiencia, las de gas tienen muchas ventajas en cuanto a rapidez y el control de la cocción de la carne. Por ejemplo, dice, “la tapa con termómetro te ayuda mucho para revisar la temperatura sin necesidad de estar levantándola y además controlar perfectamente un asado que requiere una hora de cocción”.

La barbacoa de gas, es ideal para cocinar vegetales o papas bien asadas y cocidas sin que se “te pase” o se quemen.

En caso que te decidás por una de estas, “también tomá en cuenta que los espacios que tienen a los lados son muy útiles para usarlos como mesa de trabajo, aunque siempre se debe tener cuidado”, agrega Romano.

Además, hay algunas que tienen desde tres a más quemadores, de modo que tenés más espacio para poner la carne o lograr una temperatura perfecta para el asado.

“La elección depende de estos dos factores principalmente y si me das a elegir yo prefiero siempre la de carbón porque da mejor sabor, aunque también es cierto, que el tiempo y el uso es más simple con una barbacoa de gas, así que la decisión final se tomará en relación a las necesidades de cada quien”, concluye el chef de The Last Stop.

¿Qué no te debe faltar para el asado?

Ahora que con estas claves para elegir la barbacoa ideal para vos, sólo queda que preparés los utensilios necesarios para ser el rey o la reina del asado entre tus amigos y familiares. Una vez que tenés el asador, recordá también que hay algunos artículos que harán más fácil la manipulación de alimentos, como los cuchillos y pinzas.

Cruz recomienda siempre tener a mano pinzas, horquillas y paletas para manejar los alimentos con comodidad y sin que corrás riesgo de quemarte. Para esto, es importante que tengan un mango aislante de calor. También se indica usar guantes acolchados los que son útiles para asir fuentes calientes y un delantal para evitar terminar con la ropa manchada de grasa, carbón o comida.

Si además de carnes, se te antojan unas verduras asadas, una cesta de vegetales será tu mejor aliada para evitar que los trozos se caigan por las ranuras de la parrilla y además, facilita sacarlas del fuego.

Una vez terminado el asado, no te olvidés de limpiar la parrilla. Para ello, sugiere la experta de SINSA, debés encender la parrilla nuevamente y a los cinco o diez minutos, frotarla con un poco de papel para eliminar malos olores y la grasa.

Y antes de despedirnos, te dejamos una receta especial para que pongás a prueba tus habilidades en el asador. Seguro te quedarán para chuparse los dedos.