¿Cómo elegir la macetera ideal?

Maceteras para elegir

8 octubre, 2020 | Etiquetas: , ,

Ya sea porque querés darle color a tus áreas interiores o no tenés espacio para crear un jardín en casa, las maceteras sin duda son grandes aliadas si querés tener plantas en casa. En ellos, podés plantar desde cactus, geranios, orquídeas… hasta árboles frutales y palmeras.

La variedad de formas, estilos, materiales y colores de las maceteras las hacen un complemento decorativo para el interior de la vivienda y las terrazas.

Eligiendo la mejor macetera

Sin embargo, elegirlas no es tan sencillo, ya que se debe tomar en cuenta dónde se va a colocar y qué vas a sembrar en ella. Por ello, te damos una lista de tips para entender cómo elegir la macetera ideal para tus plantas.

Leé Consejos para tener un jardín hermoso durante el invierno

¿Interior o exterior?

Si vas a colocar la planta que vas a sembrar es de exterior, es necesario elegir una macetera con agujeros en la base que garantice el drenaje de la planta. De lo contrario, al regarla o con las lluvias, el agua se estanca y pudrirá las raíces.

Además, las macetas de exterior deben asegurar resistencia ante los rayos UV del sol. En cuanto a los materiales, las maceteras colocadas en áreas exteriores pueden ser de plástico, barro, madera o fibra de vidrio. Otra opción de material para las maceteras de tu habitación o sala, son el metal y el vidrio.

Macetera para el exterior o interior

Por lo general, las maceteras que utilizamos para las áreas exteriores como patios o terrazas, también pueden colocarse en el interior de la vivienda.  Algunas de ellas, tienen un tapón para que decidás si cubrir o no el agujero que traen para drenar el agua.

¿Cuál elegir?

Cuando tenés tantas opciones, decidirse por una no resulta tan sencillo. Si de material se trata, elegir la macetera ideal es necesario tener claro dónde la vas a colocar, si vas a moverla o desplazarla con frecuencia, para escoger un material más o menos pesado, y el clima de tu zona.

Diferentes estilos de maceteras

1. Plástico

Destacan por su ligereza y variedad de formas y colores que pueden ser de tonos cálidos o fríos e incluso unas imitan a otros materiales como la madera o el barro. Son las más comunes y económicas y se adecúan tanto al exterior como al interior siempre que tengan los agujeros para asegurar el drenaje.

2. Barro 

Son las más tradicionales para exteriores y es –junto con las maceteras de cerámica- la más indicada para climas calurosos como los de Nicaragua, ya que mantienen la tierra fresca. Los expertos de SINSA aseguran que el barro cocido es un material muy poroso que deja transpirar las raíces, aunque precisa una mayor frecuencia de riego. En cuanto al peso, son más pesadas que las de plástico y madera.

3. Madera

Duraderas, decorativas y personalizables ya que pueden pintarse a tu gusto. Si vas a colocar una macetera de madera en el exterior, primero deberás aplicar un tratamiento autoclave para protegerla de hongos e insectos.

4. Metal

Son usadas más como cubremaceteras por su estética decorativa.

5. Cristal

Perfectas para decorar espacios en el interior del hogar. Algunas plantas de interior, como las orquídeas, precisan de luz en sus raíces; por eso, los contenedores de cristal son los adecuados para ellas.

6. Fibra

Ligeras, duraderas y resistentes tanto al hielo como al daño de los rayos UV del sol. Indicadas tanto para interior como para exterior.

¿Qué vas a sembrar?

Si bien saber dónde colocarlas es vital para elegir la macetera ideal, la planta que vas a sembrar en ella también es un factor determinante a la hora de tomar una decisión.

“Algunas macetas están especialmente pensadas para las necesidades de determinadas especies como las orquídeas, las plantas aromáticas (albahaca, cilantro, perejil…) o los árboles frutales”, indica la experta.

Diferentes plantas se pueden sembrar en las maceteras

Estos son algunos ejemplos:

1. Plantas aromáticas

Contar con plantas como menta, albahaca, hierbabuena y orégano es un regalo, especialmente para quienes disfrutan de la cocina. Colocalas en maceteras pequeñas en un rincón del pantry para tenerlas a mano sin ocupar mucho espacio o en una repisa flotante o la ventana.

2. Bonsái

En el caso del bonsái el tipo de maceta varía según la etapa. Para un árbol en proceso de formación debés utilizar una maceta poco profunda, pero de longitud suficiente (unos 2/3 de la altura del árbol) para que desarrolle un sistema de raíces extendido.

3. Orquídeas

Se recomienda elegir una macetera pequeña con agujeros suficientes para un perfecto drenaje, ya que la raíz de la orquídea no debe entrar en contacto con el agua. Las raíces de las orquídeas efectúan la fotosíntesis por eso se aconseja usar una maceta transparente que haga llegar la luz.

El tamaño sí importa

Las dimensiones de tu macetera dependerán de la altura y el volumen de la planta. Por ejemplo, una macetera pequeña puede constreñir a la planta y una muy grande dificulta la retención de agua.

Macetera en diferentes tamaños

Leé Todo lo que necesitás saber de goteras para este invierno

Si las raíces de tu planta sobresalen o taponan los agujeros de drenaje o si la tierra se seca muy rápidamente, son síntomas de que la maceta se ha quedado pequeña y debés trasplantar.

Tomá en cuenta que la nueva macetera debe ser como máximo 2 cm más grande que la anterior, si no crecerán las raíces de la planta, pero no las hojas y la parte superficial de la misma. Otro aspecto importante es la profundidad de la macetera para asegurar la correcta fijación y crecimiento de la planta.

Transplantando plantas

¿Qué otros factores tomás en cuenta a la hora de elegir en qué macetera sembrar esa planta para tu sala o baño?