Lo que debés saber si querés cambiar tu piso: diferencias entre baldosa y porcelanato

29 junio, 2020 | Etiquetas: , , , ,

Cuando tenemos en mente una remodelación de piso, ya sea porque queremos renovar un ambiente o porque no tenemos de otra, encontramos una enorme variedad de estilos y materiales de cerámica en el mercado, pero ¿cuál elegir y por qué? Para hacerte la vida más fácil, nuestros expertos te explican las diferencias entre baldosa y porcelanato.

Osiris Sequeira, Gerente de Diseños y Acabados de SINSA Desing, explica que “elegir un piso para tu habitación, el patio, la terraza o toda la casa, no sólo debe importarnos el estilo, cómo se verá o seguir una tendencia, ya que esta decisión conlleva una gran responsabilidad, porque de ella dependerá su durabilidad”.

Diseños de Piso

A la hora de escoger el piso de cada habitación, hay varios factores que se deben tomar en cuenta

El porcelanato es uno de los materiales más usados en los hogares por su aspecto, tamaños y diseños. “Su fabricación permite realizar placas de gran tamaño, que son ideales en ambientes de amplias dimensiones. Son sumamente impermeables, ya que generalmente están esmaltadas y rechazan la humedad y la grasa”, señala Sequeira.

Una ventaja que podés tener al optar por piezas de porcelanato o baldosas es que ambos son de fácil limpieza, son impermeables y resistentes, además que tienen diversos diseños que los hacen perfectos para cada ambiente y decoración. Sin embargo, tienen diferencias notorias.

Materiales

Aunque están hechos básicamente de arcilla y agua, la arcilla usada para el porcelanato es más refinada y purificada. Además, contienen cuarzo y sílice, lo que le da brillo y dureza a la pieza.

Fabricación

Una de las razones por las cuales el porcelanato es más duro que la baldosa u otros productos cerámicos, es porque durante su fabricación, se cuece a una temperatura más alta y con más presión que materiales similares.

Esto también da como resultado que tengan terminaciones con textura, lisa o rugosa.

Leé también: ¿Cuánta cerámica se necesita para renovar un ambiente?

Absorción de agua

La porosidad de las baldosas es una de las grandes diferencias entre cerámica y porcelanato. La primera, es más porosa y, por lo tanto, absorbe más agua.

Por ello, explica la experta, se recomienda utilizar porcelanato para el piso de las áreas exteriores, como el patio o la terraza. También es ideal para zonas de mucho tránsito como pasillos e incluso el garaje.

Pisos para terraza

Sequeira explica también que una forma de sencilla para identificar qué tipo de producto estamos comprando y saber por nuestra propia cuenta si es uno u otro, es verter agua sobre la parte del cuerpo – visible al voltear la pieza- del piso. “En las baldosas cerámicas o de pasta roja el agua se absorberá rápidamente”, agrega.

Tamaño

A la hora de decorar una habitación, el tamaño puede ser importante. En el caso de los pisos, por lo general podés encontrar baldosas de cualquier tamaño pequeño hasta los 50 cm x 50 cm aproximadamente. Si bien hay excepciones como algunas de las de la colección de pisos españoles de SINSA Design.

En cambio, el porcelanato suele encontrarse en formatos de 60 cm x 60cm hasta en placas de 120cm x 120 cm.

Colocando pegamento de piso

Otra diferencia entre porcelanato y baldosas es que los bordes del primero son más rectos, por lo que sus juntas son más pequeñas y pueden variar entre 1mm y 3mm, mientras que las baldosas tienen juntas de entre 2mm y 5 mm.

Limpieza

Las baldosas como ya explicábamos anteriormente, son más porosas y además de absorber más agua, pueden atrapar más suciedad.

“En el caso de las baldosas la junta puede ser mayor que en un porcelanato, y eso también permite que se acumule más suciedad. Sin embargo, para limpiarlas solo se necesita barrer o aspirar los residuos y luego pasar una franela húmeda con agua”, explica Sequeira.

Limpiando el piso

Leé también: 4 errores comunes al limpiar pisos de cerámica y azulejos

Diseño

Este es quizás el punto en el que las baldosas tienen más notoriedad y también el que más se toma en cuenta a la hora de elegir el piso de una habitación.

“La variedad de opciones que existen en el mercado es muy grande y se pueden conseguir con terminaciones y colores, impresiones y patrones que se adapten a gustos y estilos”, afirma la experta.

Este tipo de pisos es ideal para interiores, especialmente en dormitorios. Si preferís un piso con un aspecto más brillante o más natural, lo recomendable es elegir un porcelanato, ya que reproduce mejor los diseños de materiales naturales como piedras, mármol y madera además de su forma más estilizada que simula pequeños renglones o espacios más amplios.

Habitación minimalista con piso blanco

Sequeira aclara que si bien, el porcelanato ofrece mayores ventajas que las baldosas, ambos materiales son de gran calidad y durabilidad y su elección dependerá del área donde se colocará, tu presupuesto y el estilo que buscás.

Y como recomendación final, ya sea porcelanato o baldosa, te recordamos comprar siempre unos metros extra, para echar mano cuando tengás alguna reparación de emergencia que te obligue a cambiar el piso o bien por si deseás usarlo más adelante en alguna ampliación de tu vivienda.

Leé también: 14 tips para maximizar la limpieza del baño