prepararse-lluvia-reparaciones.

Todo lo que necesitás para el invierno

Prepararse para la lluvia, es algo que por lo general recordamos hasta que entró el invierno o sentimos que el techo se nos viene encima. En ocasiones, solemos dejar las reparaciones propias de la temporada una vez la casa se llena de agua porque no hicimos la tarea a tiempo.

Por eso, aprovechamos para recordarte cuáles son las áreas que necesitan mantenimiento esta temporada y cómo hacerlo correctamente.

Techos

Hace unas semanas, te habíamos contado cómo conseguir techos a prueba de aguaceros y hoy te contamos cómo hacer una reparación rápida para impermeabilizar el techo.

  1. Lo primero que debés saber, recuerda Rosa Barquero, gerente de la línea de Pintura de SINSA, es que esta revisión debe hacerse temprano por la mañana o al terminar la tarde, es decir, cuando baja el sol. Sin embargo, “si el clima llueve o se ve muy nublado, lo mejor es no hacerlo”.
  2. Para revisar las láminas del techo y ver si la pieza está dañada o muy oxidada, es necesario limpiarla con abundante agua.
  3. Sellar los golosos y traslapes. Los primeros, los sellás con el tapagoteras y para los traslapes se utiliza una membrana en tiras de 10 a 15 centímetros para impermeabilizar.
  4. La primera mano de impermeabilizante se aplica a lo largo del traslape y sobre el ancho de la tira, para después dar una segunda capa con una brocha sobre la membrana estirada.
  5. La cantidad de capas dependerá de las indicaciones del fabricante, por lo que siempre debés recordar leerlas.

Paredes

Otra reparación común en esta temporada es la de repinte o mantenimiento de paredes y cielo falso. Para ello, Barquero recomienda limpiar la superficie y asegurarte de eliminar la pintura mal adherida con lijas o espátulas hasta que el área esté lisa. Luego de eso, se deben seguir tres pasos básicos: sellar, impermeabilizar y pintar.

La primera capa debe aplicarse diluida entre 10 y 15% para una buena penetración, las siguientes, que pueden ser entre tres y cuatro hasta llegar a un espesor de 6 mm, se deben hacer en forma cruzada a la anterior.

“Una vez que se colocó el producto, se deben esperar unas cuatro horas para repintar”, advierte Barquero quien recomienda que estas reparaciones se realicen a primera hora del día para que superficie no esté muy caliente”, indica.

Cuidá tu vehículo

No solo nuestros hogares pueden verse afectados durante el invierno, por eso también es necesario hacer revisiones periódicas a tu vehículo y así estar mejor preparada para la época de lluvias, advierte Mariela Espinoza, gerente de la categoría automotriz de SINSA.

Por ejemplo, la humedad y el frío pueden afectar la batería de tu carro, ya que puede hacer daños eléctricos menores que descarguen el aparato durante la noche. “Si sentís que en las mañanas es más difícil encender el vehículo, o baja la intensidad de las luces o la batería muestra signos de sequedad o hinchazón, probablemente es hora de cambiarla”, asegura la experta.

 

Además de la batería, también es recomendable asegurarte siempre que tus neumáticos estén inflados a la presión recomendada según el modelo del carro, ya que una mayor presión –dentro de lo sugerido por el fabricante- ayuda a botar el agua fuera del camino.

“Cuando llueve también pasa que recogemos, por así decir, muchas cosas de la calle y podemos fácilmente terminar con una llanta pinchada”, agrega Espinoza.

Un tercer accesorio que no debe perderse de vista durante el invierno son los limpiaparabrisas. La experta comenta que las hojas de goma se secan, se hacen quebradizas y se agrietan con el tiempo y pueden dejar partes sin limpiar o rayas que distraen mientras se mueven a través del cristal.

La suciedad en estas piezas también puede ser producto de la acumulación de insectos o florcitas que caen cuando acostumbramos parquear el vehículo debajo de un árbol, situación que se resuelve pasando un pañito con alcohol por las gomas.

Preparate para cualquier emergencia por lluvias

Aunque a muchos les guste la lluvia, todos coincidimos en lo molestos que son los insectos que se ven durante esta temporada. Una opción para alejarlos de nuestros hogares es tener una lámpara mata insectos. Son portátiles y nos ayudan a evitar que zancudos e insectos ronden por la casa.

Y si tomamos en cuenta que los apagones son más comunes en esta temporada, más que nunca conviene tener a mano una linterna recargable, lista para emergencias, sobre todo cuando hay tormenta eléctrica.

Otros artículos infaltables esta temporada, son la sombrilla o paraguas, un capote y si lo preferís, las botas de hule, para esas lluvias intensas.

Si te tomás un tiempo para prepararte para la lluvia, te aseguramos que cuando el cielo se ponga gris y anuncie la lluvia, lo único en lo que pensarás es en disfrutar del clima.